El SysAdmin del 3er Mundo

todo lo que expliqué mientras nadie prestaba atención

mis crónicas con freebsd

| Comments

Si vas a leer este artículo, te aviso, que no tiene nada que ver con el blog. Me dispongo a expresar mi criterio sobre FreeBSD y un tanto de como ha formado parte de mi vida profesional.

FreeBSD, tecnología arcana para algunos y arcaica para otros.

Se cuentan leyendas sobre FreeBSD, como que es el sistema operativo de los nodos y cosas así. Mucha gente lo tiene como un arcano o algo que probarán un día de estos. Yo pienso que no tiene nada del otro mundo. De hecho, en mi opinión, gentoo es más complicado que freebsd.

Lo que si me queda claro que es un excelente sistema operativo para servidores proxy. Además, ipfw, su cortafuegos, es sólido como una piedra. En FreeBSD eso de caer de rodillas ante un ataque DoS, es simplemente utópico.

En ambientes libres de proxy, el binomio dummynet-ipfw permite un manejo del ancho de banda con una simpleza que ya quisiera tc. Un solo pipe puede tener valores diferentes para su ancho de banda, encolamiento y delay.

Por otra parte, el sistema de jails es un batazo. Sobre todo en ambientes donde te ves obligado a meter la pata y no dispones de virtualización. Lo único equivalente a esto en linux, sería LXC, pero no es ni la chancleta. Los jails combinado con ZFS, permiten hacer cosas alucinantes.

Cada versión nueva que sale la pruebo; y aunque había hecho mis cositas con él, siempre acababa dejándolo de lado por el tema del ancho de banda. Cualquier operación que hagas con la paquetería requiere conexión y poco ancho de banda provoca que la operación falle. La versión 9 en mi opinión fue un desastre. Especialmente por el sistema de ports que daba unos palos horribles.

El gestor de paquetes ha mejorado muchísimo. La resolución de dependencias y velocidad es espectacular. Además, han logrado una completa integración de gestión de paquetes en una sola herramienta. Ya no es el reguero ese de pkg_info por un lado y pkg_add por otro. Ahora además, soporta operaciones de limpieza como autoremove y clean. La herramienta portaudit al parecer fue portada a pkg también y ahora es oficial. Otras novedades relevantes son que permite crear respositorios y hacer operaciones en jails. Ah! y para que contarte el soporte de proxy. Más detalles (y una rosetta) lo puedes ver aquí.

FreeBSD 10 no lo toqué, estuve más girado para OpenIndiana.

Pero la versión 7 de OI parecía no terminar nunca. Finalmente el avión no despegó. El fiasco de nexenta store y la insertidumbre de oracle, golpearon fuertemente a la comunidad de OpenIndiana. El mundo se dio cuenta que OI tenía el futuro de un submarino descapotable y gran parte de la comunidad de illumos se mudó pa BSD. La comunidad de OpenIndiana se desmoronaba con las botas puestas. El agitado canal de freenode #openindiana se convirtió en un canal muerto. En lo personal, tras fracasar en mi afán por portar Ruby a OI, en parte debido a que no tengo ancho de banda para hacer operaciones en el Userland; alcé bandera blanca también.

Pero como soy Linuxero! Volví a poner mis servidores en debian y comencé a mirar a fedora. De nuevo el ancho de vianda me golpeó; además de otros avatares de la vida. Terminé usando un chroot de arch, sobre la viejísima instalación de debian en mi laptop Pentium 3 que ya estaba más que obsoleta. Todas mis aplicaciones, mi /home, etc… Eran un chroot de arch dentro de un debian desnudo. Corría i3 y levantaba con startx luego de entrar al chroot.

Free BSD andaba por finales de la 9 y la 10 en el horno; si mal no recuerdo… Yo, me dedicaba a leer noticias y continuaba suscrito a la lista de freebsd en español; donde hacer top-posting se paga con la pena capital.

Mientras tanto, perdía yo mi trabajo y paradógicamente recién adquiría una nueva laptop. Apostar por el recién abierto “modelo de trabajo por cuenta propia”; me costó perder mi empleo y quedarme sentado un buen rato. Instalé ArchLinux en la laptop nueva para conservar las configuraciones de la anterior. Para este entonces me consideraba usuario de archlinux “por casualidad”. Me soñaba como un feliz usuario de Fedora. Consideraba ya a Debian; única y expresamente una herramienta para servidores. Seguía teniendo a FreeBSD en al mira, pero para cuando consiguiera un trabajo con un internet “decente” y tuviera algo de tiempo.

El período más jodido de mi vida estaba aconteciendo en ese momento. No voy a escribir aquí mis problemas personales; pero a modo de resumen diré que la última enfermera que tuve como pareja me calló a tarros y la casa donde nací, la vendieron sin decirme nada. Al estilo país capitalista “me quede en la calle”. Con el ánimo y la autoestima en el piso; el único producto que podía ofrecer eran servidores con debian. A mediados del 2014, empecé en el calixto, de vuelta al trabajo estatal. El ancho de vianda seguía siendo un problema; también el tema de la cuota. FreeBSD seguía “pospuesto pero no olvidado”.

A finales del 2016, me trajeron el servidor de gama media para remplazar el totem de servidores. Además, habían ampliado el susodicho ancho de vianda. Fue entonces cuando decidí, que el nuevo proxy, no podía quedarse mariado como le pasa al squid en linux; muchísimo menos con el micro tan poco potente del servidor (gama media).

Para mi sopresa, FreeBSD andaba por la 11 (yo lo hacía por la 10 todavía) por lo lento que se desarrolla; el pobre. Ahora estoy muy contento con mi squid sobre FreeBSD 11. Que si bien también se marea, lo hace bastante poco y se recupera rápido.

Por lo que veo ya no son tan retrógrados como antes; han mejorado mucho en ese aspecto, aunque siguen siendo una mirada al futuro desde el pasado. Mantienen la onda chea reflejada en su configuración; pero todo bien afinado, fresco y modernizado. Además, la simpleza en un pilar de base en freebsd.

Dejaron de ser retrógrados para convertirse en modernos pero anticuados.

Si este artículo te resultó interesante, considere donar 0.09 BTC: 1Kg4gu3e7u8HUw8bj5NbBciRg6Y56kuFCU

Comments